La Bicicleta Eléctrica: potencial, beneficios, requerimientos

He escrito este pequeño articulo para #CienciaenelParlamento. Con disculpas por el mal uso del subjuntivo! Estoy aprendiendo…

En este resumen hablo principalmente de ‘pedelec’ bicis. La UE define pedelecs como bicicletas con asistencia motorizada (eléctrica) que producen ayuda hasta el ciclista alcanza 25 kph y cuyo motor produce una potencia nominal continua máxima de no más de 250 vatios. Generalmente en países europeos, estas bicicletas están consideran como bicicletas normales según la ley, pero otras (par ejemplo, ‘speed pedelecs’ que puedan alcanzar 45 kph con asistencia motorizada) están consideran como ciclomotores. En Reino Unido, por ejemplo, speed pedelecs no se pueden utilizado en los carriles bici, y los usadores deben llevar un casco. Si consideramos viajes de carga, entonces además de pedelecs hay e-ciclomotores y mini-camionetas eléctricas que no discuto aquí. Estos también puedan estar una importante parte de la solución para ciudades, pero algunos retos son distintas: un nuevo informe es a http://www.hva.nl/kc-techniek/gedeelde-content/contentgroep/levv/levv.html.

Las bicicletas eléctricas tienen mucha potencial para viajes personales y de cargamento, pero se necesitan asistencia en política, ley, y infraestructura. En los Países Bajos, un en cada tres bicicletas vendidos son eléctricas. En países como Reino Unido y España, son mucho menos comunes. Pero eso cambiara, y es importante para que los políticos estén listos.

Potencial

Para viajes personales, la bicicleta eléctrica puede extender sustancialmente la potencial para viajar a bici, especialmente en regiones montañosas y/o rurales, o en países calientes. También puede ampliar la adopción de bicicletas para las personas mayores, personas con discapacitadas, personas que tienen que viajar con niños pequeños o con las compras, o solo gente que quieran llegar a una reunión con una apariencia elegante.

Por ejemplo, nuestras investigaciones muestran que, en la región montañosa y rural de Devon y Cornwall, en Inglaterra, el uso de bicicleta eléctrica podría duplicar la tasa potencial de ciclismo al trabajo que podemos lograr con cambio infraestructura y cultural (pero sin e-bicis), de 10 a 19%: ver www.pct.bike. (Debemos tener en cuenta que el uso de la bicicleta eléctrica no es una alternativa a infraestructura y otros cambios – por contraste, se basa en estas cosas).

Otras investigaciones sugieren que hay una igualmente grande potencial para transportar cargo en ciudades: quizás 15-25 porcientos de viajes con cargamento en Europa que actualmente usan vehículos motorizados puedan usar una bici o e-bici. Las bicis/e-bicis puedan estar especialmente importante para ‘primero o ultimo kilometro’ viajes. También hay potencial para usar bicicletas eléctricas como taxis: pero a menudo en nuestras ciudades ‘pedicabs’ están solo para turistas, y muy caro sin regulación apropiada para el viaje diario. (Hay pocas investigaciones sobre este tema).

Beneficios

Para viajes personales, los investigadores generalmente piensan que las e-bicis beneficien las usadores y la sociedad. En países europeos, las investigaciones sugieran que algunos viajes substituyen a viajes en coche, y que las e-bicis permiten la gente a viajar más lejos, quizás especialmente las personas mayores y las mujeres. Hay un mayor riesgo de lesiones, pero tenemos que considerar los beneficios. Para el individual, hay grandes beneficios de actividad física, incluso actividad física moderada, y estos beneficios se elevan para personas mayores. Para la sociedad, cuando las e-bicis reemplazan viajes en coche, los beneficios incluyen reducciones en contaminación de aire, contaminación acústica, y CO2.

Para llevar cargamento, las ventajas son grandes también si consideramos que, en muchas ciudades, una proporción creciente de tráfico es para cargamento o manutención. Par ejemplo, en Londres durante el quince años pasados ha aumentado el uso de camionetas, mientras que el uso de coches ha disminuido. La mayoría de estas camionetas son y seguirán siendo diésel.

Si podemos substituir e-bicis para una proporción de estos viajes, habría muchos beneficios: congestión, contaminación, y seguridad (especialmente para los peatones y las ciclistas). Hay pocas investigaciones sobre el impacto sobre los trabajadores. Pero conducir todo el día es muy malo para la salud; es un trabajo sedentario y estresante y a menudo los conductores de camionetas son mal pagados y mal tratados. ¿Podríamos también utilizar esta oportunidad para mejorar la calidad de trabajos?

Requerimientos

En primer lugar, tenemos que considerar infraestructura, especialmente pero no solo los carriles bici. Generalmente, necesitamos un entorno de ciclismo atractivo para todos. Sabemos que todos, pero especialmente las mujeres, las personas mayores, y los personas que viajan con niños necesitan segura protegida separada de los autos. Estos grupos también están predispuestos a usar las e-bicis. Por eso, las ciudades que quieran realizar la potencial de las e-bicis tienen que construir infraestructura de la más alta calidad para atraer todos.

Sin embargo, existen necesidades más especializadas. Debemos entender que algunos ciclistas no pueden levantar o empujar su bicicleta. Par ejemplo, hay usuarios de silla de ruedas que puedan también usar una e-bici (alimentado a mano en lugar de pierna). Quizás no puedan caminar mucho o en absoluto – pero puedan ciclar. Por eso, tenemos que evitar pasos en rutas ciclistas. Pero también, los triciclos y bicicletas de cargo (y algunos otros e-bicis) a menudo son mucho más anchos que las bicis tradicionales. Los carriles bicis no deben estar demasiado estrechos, y si cerramos una calle a vehículos motorizados con bolardos, debemos medir cuidadosamente la brecha. La pendiente de la carretera o carril bici también pueden ser un gran problema para bicicletas con tres ruedas.

La infraestructura es importante, pero no es la solo solución. Necesitamos mas ayuda, como subvenciones. Para personas de bajos ingresos, las e-bicis están caras, y también hay e-bicis especialmente caras, como algunos triciclos, o e-bicis para llevar niños. Las ciudades también deben considerar si esquemas de alquiler de bicicletas puedan incluir e-bicis, para hacer estos esquemas – y el ciclismo – más inclusivos de todos.

El costo puede ser también un problema para aparcamiento si la bici es muy cara y su propietario no quiere dejarlo en la calle. Quizás la bici no cabe en el aparcamiento; o el propietario no puede levantarlo. En Londres tenemos orientación sobre el uso del concepto de ‘ciclo de diseño inclusivo’ para planificar las pistas para bicicletas y también el estacionamiento. Y actualmente consideramos si podemos asignar algunos espacios de estacionamiento solo para ciclistas discapacitadas.

Por eso las ciudades y las parlamentas deben considerar la política, incluso normas de ingeniería, política de planificación, y apoyo financiero para individuales y empresas. En esto contexto, es preocupante que la Comisión Europea sugiere que las e-bicis deben tratado como vehiculados motorizados para el seguro. Algunas organizaciones cuestionan el fallo, sin embargo, si se mantiene los estados miembros pueden decidir individualmente si adoptar o no esta posición. Pero creo que es una decisión mala porque muchos estados miembros quieren respaldar ‘pedelec’ e-bicis como una alternativa mucho mejor al coche.

Para viajes de cargamento, hay retos similares y distintos. Las necesidades de infraestructura son similares para los dos, pero hay otros problemas. La industria de ‘pedicabs’ puedan necesitar más regulación para ser más profesional, por ejemplo. Muchas empresas de cargo-bici están muy pequeñas y no sabe como crecerse. Puedan necesitarse ayuda: posiblemente incentivos (por ejemplo, a empresas para usar e-bicis para sus entregas) pero también otra asistencia como crear centros de consolidación y distribución, y asignación de áreas de espera de ‘pedicabs’. O una ciudad podría introducir y organizar un servicio de e-bicis para cargamento sí mismo.

Las soluciones específicas serán diferentes en ciudades diferentes; pero el principio es el mismo. Para los viajes que puedan cambiar (personal o cargamento), tiene que estar más más fácil de usar bici o e-bici en lugar de coche o camioneta.

Bibliografía

Bates, O. et al., 2018. Transforming Last-mile Logistics. Proceedings of the 2018 CHI Conference on Human Factors in Computing Systems – CHI ’18.

Bjørnarå, H. B. et al., 2017. From cars to bikes – The feasibility and effect of using e-bikes, longtail bikes and traditional bikes for transportation among parents of children attending kindergarten: Design of a randomized cross-over trial. BMC Public Health.

European Cyclists Federation, 2012. Cycling Logistics: the Future of Goods Delivery, Brussels, Belgium.

Fishman, E. & Cherry, C., 2016. E-bikes in the Mainstream: Reviewing a Decade of Research. Transport Reviews.

Gruber, J., Kihm, A. & Lenz, B., 2014. A new vehicle for urban freight? An ex-ante evaluation of electric cargo bikes in courier services. Research in Transportation Business and Management.

Heinrich, L., Schulz, W. H. & Geis, I., 2016. The Impact of Product Failure on Innovation Diffusion: The Example of the Cargo Bike as Alternative Vehicle for Urban Transport. Transportation Research Procedia.

Jones, T., Harms, L. & Heinen, E., 2016. Motives, perceptions and experiences of electric bicycle owners and implications for health, wellbeing and mobility. Journal of Transport Geography.

Juan, A. A. et al., 2016. Electric vehicles in logistics and transportation: A survey on emerging environmental, strategic, and operational challenges. Energies.

Lieswyn, J. & Wilke, A., 2016. E-bikes: legislation, policy and design considerations of an empowering technology, Walk and Cycle Conference, Auckland, New Zealand, 6-8 July, 2016

MacArthur, J., Kobel, N. & Toulan, N. A., 2014, Regulations of E-bikes in the United States: A Policy Review, submitted for 94th Annual Meeting of the Transportation Research Board.

Nocerino, R., Colorni, A., Lia, F. & Luè, A., 2016. E-bikes and E-scooters for Smart Logistics: Environmental and Economic Sustainability in Pro-E-bike Italian Pilots. Transportation Research Procedia.

Peine, A., van Cooten, V. & Neven, L., 2017. Rejuvenating Design: Bikes, Batteries, and Older Adopters in the Diffusion of E-bikes. Science Technology and Human Values.

Riggs, W., 2016. Cargo bikes as a growth area for bicycle vs. auto trips: Exploring the potential for mode substitution behavior. Transportation Research Part F: Traffic Psychology and Behaviour.

Roumboutsos, A., Kapros, S. & Vanelslander, T., 2014. Green city logistics: Systems of Innovation to assess the potential of E-vehicles. Research in Transportation Business & Management.

Rudolph, C. & Gruber, J., 2017. Cargo cycles in commercial transport: Potentials, constraints, and recommendations. Research in Transportation Business and Management.

Salmeron-Manzano, E. & Manzano-Agugliaro, F., 2018. The Electric Bicycle: Worldwide Research Trends. Energies.

Schliwa, G. et al., 2015. Sustainable city logistics – Making cargo cycles viable for urban freight transport. Research in Transportation Business and Management.

van Amstel, W.P et al., 2018 City Logistics: light and electric. Amsterdam University of Applied Sciences.

Van Cauwenberg, J. et al., 123. E-bikes among older adults: benefits, disadvantages, usage and crash characteristics. Transportation.

Van Cauwenberg, J. et al., 2018. Older E-bike Users: Demographic, Health, Mobility Characteristics, and Cycling Levels. Medicine and Science in Sports and Exercise.

Van Den Berg, P., Arentze, T. & Geurs, K., 2017. Solar bikes: user acceptance understanding user experience, preference and acceptance. SPOOL.

Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.